Los coches clásicos para bodas

¿Quien no ha ido a una boda y ha visto bajar a la novia de un coche impoluto? Cuando esto sucede con un coche moderno, está bien, pero el recuerdo permanece cuando es uno de esos coches clásicos de época que evocan unos tiempos que parecen mejores.

El clásico por excelencia en una boda: No es un coche, es un Rolls Royce

Basta ver la foto para darse cuenta de que, pese a haber sido fabricado desde antes de que muchos de nosotros nacieramos, la elegancia que desprende nunca pasa de moda.

Existen muchas empresas que se dedican a la compra y restauración de estas maravillas rodantes, lo que para muchos pensarán que es una mera reparación de un coche viejo, en la práctica supone todo un arte, destinado a revivir a estos mitos de la carretera.

Cuesta más restaurar un coche clásico que ensamblar cinco nuevos

Aunque parezca mentira, cualquier restaurador de un coche clásico tiene alma de artista. El cuidado que debe tener con cada pieza y detalle es inmenso. Las tapicerías antiguas deben tratarse con mimo para evitar roturas, las costuras se dan con máxima precisión y cuidado, la pintura no tiene la misma textura que la actual porque antes se hacía con otros componentes que deben imitarse para que el coche conserve el 100% de su esencia original….

Muchas de las piezas deben fabricarse a medida, ya que en su mayor parte es imposible encontrarlas, los materiales ya se han dejado de usar o, simplemente, los componentes que se encuentran en el mercado no se adaptan a la estética del clásico en cuestión.

El interior que llevará a una novia a su boda: Impecable e irrepetibleNo hay más que ver el interior de este Rolls para darse cuenta de que pocos profesionales en la actualidad serían capaces de restaurar este interior de película. Todo este proceso artesanal da el restultado que se puede ver en la foto: Un vehículo destinado a grandes eventos como bodas, películas o los afortunados que se pueden permitir el alquiler de estas máquinas.

Como siempre, es de agradecer que exista gente dedicada al rescate del olvido de estos coches. Aunque he visto empresas con modelos clásicos para alquilar, la que más me impresionó por los clásicos de alquiler que tienen fué Clasico Cars. Desde un Mustang descapotable, un Rolls, Cadillac…. ¡incluso un avión! Y todos impecables. Merece la pena pasarse por cualquiera de las ferias de coches clásicos que se organizan en las diferentes ciudades para admirar estas maravillas de la automoción. Vehículos que, al fin y al cabo, son históricos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *